El Libro de Vaikra 16:17 nos dice:

“Y toda persona estará en la tienda de reunión cuando se encuentre solo en el santuario hasta su partida, y pagará por sí mismo, por su hogar y por toda la congregación de Israel.”

El Pitujei Jotam nos emseña que este verso alude al Jazan (cantor); ya que cumple con la obligación de rezar en nombre de la congregación, debe tener mucho cuidado de mantener su corazón enfocado en sus rezos de principio a fin y no enfocar su corazón en nada más.  Simplemente debe inculcar en su corazón que está de pie directamente delante de Hashem y que nadie se interponga entre ellos. Respecto a esto, dice en las Hoshanot (las oraciones especiales durante Sucot), “Yo y Él, sálvanos ahora!”  (ver succah 45a). 

En otras palabras: cuando una persona se da cuenta de que no hay otra persona, solo él y Hashem, se le asegura que Hashem le traerá la salvación a través de sus oraciones.  Esto es requerido de todos, pero especialmente para el, ya que reza en nombre de la congregación, y ellos (la congregación) cumplen con su obligación a través de él y confían en él, es importante que tenga especial cuidado de tener los pensamientos apropiados mientras reza.  De lo contrario, sus oraciones no serán aceptadas y, aún peor, serán consideradas como blasfemas, Di-s no lo permita.  Ahora podemos entender el verso de la siguiente manera:

Y toda persona estará en la tienda de reunión cuando se encuentre: Cualquier persona no estará en la tienda de la reunión cuando venga.  Esto se refiere al Jazan, que es comparable al Kohen.  Así como el Kohen expía a la gente, también el Jazan expía a la gente.  El Jazan debe inculcar en su corazón que no hay otra persona en el mundo aparte de él y Hashem.  Cuando ingresa a la Tienda de la Reunión, que representa su ingreso a la sinagoga para rezar, debe darse cuenta de que no hay nadie más y nada más que él y Hashem.  Además de la gente, la palabra adicional “y toda” significa incluir asuntos mundanos.

Cuando se encuentre solo en el santuario hasta su partida: Cuando llega a expiar en el Santuario hasta su partida.  Debe tener esto en cuenta, que no existe nada más, desde el comienzo de las oraciones hasta que lo hace …

Y pagará por sí mismo, por su hogar y por toda la congregación de Israel: Expiará por sí mismo, por su casa, y por toda la congregación Sus oraciones son dignas, serán aceptadas, y expiarán por sí mismo, su casa y todo el pueblo judío.

Shabat Shalom

Rab Naftali Espinoza, Rosh Yeshiva